Asfixia

Dormía y al quinto sueño fui cayendo, dentro de un hoyo tan profundo, tan inmenso. Cuerdas que mis pies enredaron, no me permitían de mi sueño volver.

Pesadilla… Asfixiante pozo que me ahogaba, que me robaba la paz y me estremecía, tratando de respirar vida mi mente enloquecía.

Era difícil despertar de ese sueño, que en un momento ataba mi corazón. No sabía si gritar o llorar, no sabía en realidad como habría de escapar.

Quizás fueron sólo unos segundos, los cuales se volvieron eternos. Se ahogaba todo sentido común, aún puedo sentirlo si lo pienso.

Mientras yo… Plácidamente soñando con el mar, con la luz de una hermosa amistad Relajada sin saber… Que sin aire se asfixia el corazón y toda razón.

Nadando en mis emociones, ni llorar bajo el mar, perlas, Solo se que tú estás protegiendo mi vida con tus sueños.

¡No! No debes temer la oscuridad, ni la soledad, ni su mirar. Agua salada, sueños salados, buscando aire que respirar, Dos sueños distintos… Para alcanzar la realidad.

Respira, suspira.. Sueña que estamos juntas sonrientes y felices. Porque no existe pesadilla que nos robe el aire, ni el corazón de la noche, la noche, que nos regala los sueños… Nuestros sueños amiga mía.

© María Luisa Blanco & Y Esperanza Vargas

 

SATURNO LA LUNA TÚ Y YO

Etiquetas

, ,

 

Concentrar la noche en una taza
para mantener despierta la inquietud
mirar las estrellas una a una
cómo sonríen o bostezan a la noche.

Azul, intensamente oscuro
con fulgores de luna y estrellas
titilantes y pensativas
magia de la noche con su cosmos completo.

La tierra girando a deshoras
centrifugados latidos
desordenado las ideas
que piensan contigo…mágico instante.

Saturno con su tobogán de colores
siempre girando hacia los sueños
siempre tú y yo sentadas en sus bordes
para imaginar mil historias fantásticas
tan juntas y acogedoras.

Almagran de colores, compañeras de ilusiones
de tránsfugos motivos para reír o llorar
siempre huyendo de la mano, juntas
por él inmenso universo de belleza, dulzura y bondad.

En una taza, mirando fijamente se puede contemplar
cómo los sueños se hacen realidad
y giran haciéndonos cosquillas
! que mareo! qué sensación de libertad.

Luna, Saturno, el manto de estrellas,
echa de sueños, de corazones que siguen teniendo dueño
en nuestro palpitar, en los recuerdos.

Absorbe traguito a traguito la paz
las sonrisas despertando la noche
los besos por sentir y dibujar
esta noche en tu piel abstracta.

Giran a tu entorno infinitas magias
lunas, sueños, amores, lágrimas
recuerdos, sonrisas, fantasías
¡soñemos aquí sentadas!, juntas
¡en los bordes de Saturno!, ¡tan atrevido!

Sutil sueño…en la inercia de los sentimientos
Saturno, la luna, tú y yo… soñadoras eternas.

© María Luisa Blanco

ENTRE ROSAS…TÚ

Etiquetas

La belleza del corazón, es suave
cómo. Pétalos de rosas y espinas
que se clavan como la melancolía
en el alma…

Belleza en tu mirada anaranjada
en la ternura del epicentro de tu corazón
belleza símbolo del tiempo
que resucita en el latir de un pensamiento
ternura… tú.

Rojizos sentimientos dibujan el cielo
entre el verde esbelto de tus hojas
salpica la tierra que sangra en tus raíces
entre ternura y belleza…tú.

Como el silencio, que murmulla entre tus pétalos
como las horas que se detienen en tu piel
en ese corazón de aromas bondadoso
belleza que nace del corazón.

Entre rosas, la vida, los sueños
los delirios de la soledad, te nombran
acunando un beso entre mis labios
suaves, temblorosos, intactos, abstractos.

El amor, tú, el rojo latir de un corazón
enamorado, seductor, bello, mío…
como esas rosas clavándose en mis manos,
en tu alma, tu vida, y yo…

© María Luisa Blanco

TE EXTRAÑO PAPA

Etiquetas

El cielo está gris, triste
llora lágrimas sin caudal
dibujan las nubes tu sonrisa
dibuja mi sentir, tu amor.

Hoy no estás, pero sigues a mi lado
acariciando con tus manos mi locura
dibujando alguna sonrisa, revuelta entre lágrimas
¡Hoy no estás papá! y sin embargo sigues a mi lado.

Hoy, hay rosas en el cielo
azules como tus ojos, como tus sentimientos
¡No frunzas el ceño!
queriendo convencerme de tu ausencia.

Estoy mirando al cielo en estos momentos
donde una nube gris y enorme
quiere abalanzarse sobre mi rostro
murmullo de palabras, agua, lluvia, distancia.

Ya casi la noche quiere abrazar mi tristeza
manteniendo siempre vivo tu recuerdo
siempre latiendo en mi pecho
con tu sonrisa inocente, con tu mirar de ternura.

A veces, se disipan las lágrimas
y busco un recuerdo feliz, ¡tenemos tantos juntos!
y se hace el cielo azul celeste
y blancas estelas dibujan te quiero.

Por un instante infinito…
te traje a mi memoria
sabiendo que estás lejos, que te quiero
y que nunca, nunca jamás
me dejaras sola vagar por mi universo.

Lanzo un beso al viento
sonrío, lloro, tiemblo
me abrazas en silencio, ese silencio…
que nunca más me traerá tus palabras.

Pero te dejo las mías en una nube
¡Te quiero papá! …como siempre o más
por qué la muerte no existe
sí, sigues latiendo en mi corazón
y jugando en mi memoria…con nuestro tiempo ¡Juntos!

© María Luisa Blanco

TU RISA, MI LLANTO…EL SILENCIO

Etiquetas

 

Sigue siendo azul el pensamiento

el silencio que acompaña la noche

con una luna brillante y oculta

tras la niebla que entristece mis ojos.

 

Como luces que alumbran latidos

sin sentido ni camino

azul como los ojos

que se han quedado dormidos.

 

Me miraban con ternura

me perdía en ellos y sonreían

ocultando tu pena tras la neblina del alma

tal vez del corazón o la vida…

¡y extraño tu sonrisa! … ¡te extraño tanto!

 

Que mis ojos se llenan de perlas trasparentes

te recuerdo y busco tus manos

para que sujeten las mías

mientras me mira el cielo azul de tu mirada

¡y bromeas! como si de verdad naciera la alegría.

 

Es todo azul desde que te fuiste

es todo noche y silencio

ríos desbordados por los ojos

y sangre retorciéndose en las venas.

 

Duele¡, duele tanto la ausencia!

cuando sabes que ni el tiempo…

te traerá de vuelta

que solo te encuentro en los recuerdos

en el sentir de tu propia esencia.

 

Es azul la sonrisa que murmulla en mis labios

negra la noche de la tristeza

abrázame desde el cielo ¡abrázame fuerte!

¡te extraño tanto! que apenas puedo escribirte estas letras.

 

Se nubla la luna en mis ojos

y lloro el rocío de la mañana

¡y volveré a buscar tu risa!

tus besos, tus manos…

tal vez me guiñe el ojo una estrella

con el azul de tus ojos, con el azul de mi pena.

 

Cae la noche, sobre ese campo solitario

erguida la flor peleando contra el viento

y aguanta y aguanto, y te quiero

valiente heredera del miedo.

 

Una flor azul … tu recuerdo

tu risa, mi llanto, el silencio

¡y te quiero! y nunca me cansare de hacerlo

aunque sé que ya no te veré y espero…

que me abrigues cada noche con tus besos.

¡Papá!

 

 

 

©Maria Luisa Blanco

ETERNIDAD DE SENTIMIENTOS…

Etiquetas

 

Noche de luna, ilumina un recuerdo

mirando como baila el agua

al compás del viento

un banco vacío, donde ayer estábamos tú y yo

prometiéndonos amor…

 

Eternidad de sentimientos

la luna y ese sauce llorón, sin consuelo

bola mágica de sueño eterno

quema mi corazón a fuego lento

de silencios, latidos, sombras, miedo.

 

En ese banco nuestros nombres

un corazón erosionado por la lluvia

quizás lloré demasiado, esperándote

quizás te amaba más de lo que esperabas…

 

Y me queda la luna, un banco vacío

mil promesas, mil besos, roídos en mis labios

caricias descongelando el pasado

tú, en mi mente caminando

un te quiero en el infinito de una estrella.

 

La luna bostezando, sonríe y llora

mientras suena esa canción del viento

que estremece mi cuerpo ¡y te extraño!

baila el agua al toque de mis manos…

 

¡Tan clara! como tu mirada

¡tan fría! como un latido pausado

llora el sauce infinitamente…

sin mover sus raíces del lugar.

 

Donde fuimos amantes felices

soñadores de quimeras

sueño atrevido en la piel

sonrisa agria de la melancolía.

 

La luna llena de ti, de mi

de recuerdos nocturnos

de cantos mudos y palabras

de un abrazo rompiendo la tristeza.

 

Un banco abandonado en la noche

un susurro, un nombre enlazado a tu nombre

un corazón borrado por el tiempo

¡y yo recordando! …que te quiero

tan intensamente, tan profundamente, tan mío.

 

 

 

©María Luisa Blanco

COMO UN TE QUIERO DESHACIENDOSE EN LOS LABIOS

Etiquetas

Donde hay un pajarillo hay libertad y trinos que alegran
donde hay una rosa, estás tú en mi corazón
cuidando mis días, mis noches…los sueños
un beso al cielo…un te quiero a tu ausencia…

Una mirada buscando tu risa
una rosa blanca intacta
como si el tiempo se hubiera perpetuado
en sus pétalos, en su soledad
o en el cantar de ese pajarillo…

Que entona tu nombre, que surca tu cielo
mientras espero como esa rama de árbol seco
que ya no tendrá primaveras ni otoños
tan solo el frio invierno congelando el tiempo.

Canta pajarillo, canta…sal de la prisión del pensamiento
invoca la libertad del viento
y acompaña a esa rosa blanca, pura y frágil
como un te quiero deshaciéndose en los labios.

© María Luisa Blanco

O EL RESURGIR DE LA MELANCOLIA

Etiquetas

Quizás no, o si

no puedo mantener la duda

en este desequilibrio de tiempo

ni el pensamiento atado a estos momentos

de confusión…

 

Quizás si, sigas ensombreciendo

este mes tedioso de silencios

 como si el otoño se fuera…

enterrado en tu mirada.

 

Haciendo ocre la tierra

que has dejado de mirar

y es tu sonrisa la semilla

 que ha de germinar,

 en el corazón del amor.

 

Y estas dudas me descolocan

y no sé que buscar

el cielo sigue azul, y la luna sola.

 

La tierra quiere robarme los últimos pasos

y dejarme a la intemperie, esta noche

quizás la ultima…

que te acune en mi pecho.

 

Quizás bese tus labios

y finja no sentir nada

para darte la libertad

que te arrebata el tiempo.

 

Y una rosa azul, como único pensamiento

mientras tiño de olvido nuestra historia

por que aun no sé si me amas

por que aun no sé…

como reconstruir mi corazón.

 

Tiempo olvídate de mí

y detén las horas de este tic tac molesto

 que llevo bajo la piel.

 

Quizás una duda de amor

o el resurgir…

de la melancolía.

 

 

©María Luisa Blanco

COMO UN SUSPIRO EN LA NOCHE

Etiquetas

 

 

Con la insistencia de una noche de primavera

cae la lluvia acompañada de suspiros

el roce de tus labios en mis pétalos

sutil caricia, azul, de amor infinito.

Tus raíces, abrazando mi cintura de diosa esbelta

de mirada de azules pensamientos

de latidos empapados por la lluvia

sutil el roce de una gota que alivia,

el ruborizar de nuestros tallos.

Caen con insistencia las gotas de la vida

¡queriendo quizás! quebrar nuestro amor

tan frágiles, tan fuertes, tan unidos

cómo los nudos que el tiempo nunca desato.

Te miro, te abrazo contra mi pecho

en este azul instante de un te quiero

como un susurro de viento

como beso, como agua de calma y aliento.

Suave color, suave ternura

en el roce apasionado de nuestros pétalos azules

donde late un corazón rojo inadvertido a vuestros ojos.

Mi amor, nuestro amor es único

es dulce, brillante por la lluvia

es indestructiblemente azul

cómo un suspiro en la noche.

©María Luisa Blanco

 

Huellas En La Arena

Etiquetas

Hay un silencio de palabras
que se clavan profundamente en el corazón.
Huellas en la arena, que se funden con las lágrimas de la razón.

Agua salada que busca su cauce
En el mismo sentimiento de una mirada
Triste , tan triste como el silencio
Que asola un pensamiento… Rueda una lágrima, tan sola…

Andar sin discutir los pasos
sin pensar en los fracasos que nos puedan dejar.
Hoy es el tiempo de decir adiós,
un adiós o un Hasta luego.

Discutir sin entender el enjambre
De preguntas sin respuestas
Fracasando desde esa risa marchita
Que me obliga a saludar tu recuerdo.

Tus ojos no verán más la luz,
y yo ya no volveré a mirar
esa sonrisa que siempre me transmitía paz y seguridad.

Hoy es el tiempo de dejar marchar de dejar resolver las cosas
inconclusas.
Todo tomará su lugar y el tiempo dictará lo que cada uno recibirá.

Tengo el corazón roto, herido, maltrecho.
Pero sé que tú vales todas las lágrimas que pueda llorar.

Sé que tú con tu vida me diste, todas las alegrías,
todo el amor del mundo.
Y yo me quedo con eso,
me quedo con todo ese amor.

Algo que nunca nadie me podrá robar.
!Descansa papá! !Dulces Sueños!

© María Luisa Blanco & Esperanza E. Vargas

Nota del autor: Poesía publicada en la antología poética Acariciados Por La Arena, del grupo La Guarida del Lápiz y Papel donde he tenido el placer de participar.