VERDE TALLO…VERDE ESPERANZA

Etiquetas

Fue esa pequeña esperanza
Entrando por rendijas del alma
Furtivos sentimientos, ateridos de miedo
Fue la ilusión mordiendo mis labios.

Ensangrentado un campo de trigo verde
Para ver florecer las florecillas del campo
Con sus hojas, verdes, con sus tallos verdes
Con la esperanza que pinta corazones.

Los llena de nuevas emociones
De nuevas risas tendidas al sol
Y llena ríos de aguas claras
Y nacen horas de amor temprano.

Esa pequeña esperanza que lleva tu nombre
Que muestra una mirada nítida
Un corazón desnudo
Un alma blanca, entre verde tallo.

Será un futuro inventando
Un sueño, un aliento
Un beso insinuante de viento
Una rendija abierta al misterio.

Será un amor contabilizado
En un mundo diferente
En la sombra de la noche, la luna
Entre besos…espero…
Dibujar un cielo verde en mis anhelos.

©María Luisa Blanco

POESIA…RAIZ DEL ALMA

Etiquetas


Raíz del alma anclada
A los suspiros de amor
A las risas revoleando por el aire
Poesía, sensación de locura.

Precipicio, vértice, sentidos
Aromas, sueños e ilusiones
¡Corazones atrevidos! en miradas desnudas
Palabras en el eco de un adiós.

Naces, del sentimiento más profundo
Lloras con dolor el sufrimiento del mundo
Amas, retrocedes, buscas
En cada estrofa un pequeño latido.

Poesía, vida, imaginación y deseos
Miradas oscuras en el amanecer del tiempo
Susurro, ola, mar…cielo
Viaje sin equipaje, al mundo de los sueños.

Poesía, realidad, irrealizable…
Suspiros, gemidos, letras desordenadas
Pliegues del cielo, acarician tu piel
Besan las estrellas tus labios.

De azúcar, de amor, de sal
Raíz anclada en el alma
De un palpitar, de un palpito
Amor, luz, sombra, destello.

Un te quiero siempre
Recostada en mi pecho
Musa, lienzo y pintura
Remolino de viento…sentimientos.

© María Luisa Blanco

PIEL DE LUNA

Etiquetas

Se pasea la melancolía por una luna pálida
Por un recuerdo transparente
Que vive y se confunde en la mente
Radiante como estrella, tu caminar misterioso
El vuelo de tu vestido azul y vaporoso.

Acaricias tus pasos con la piel de la luna
Enfrías tu corazón, con el gélido beso de Selene
Recuerdos escondidos en el alma del universo.

Tus besos, tu mirada semi escondida
De luna menguante y asustada
Como el tiempo que se detiene
Allí, donde nunca nos encontraremos.

Eres la luz que enciende mis locuras
En esta melancolía, ¡está tan mía!
Como la luna, sueño cómplice
Del latir de mis arterias.

Tu blancura, el rojo de mi sangre
Fusionan esta locura encarcelada
En el beso de mil bocas, equivocadas
Fusión, tú la vida que mueve las olas.

Yo la lágrima transparente en tu corazón
Desdeñado, en el afán de amante loca
Cuando mueres de amor allí en el cielo
Sola, conmigo, con las estrellas.

Como infinitas palabras que se desbordan
Por la comisura de mi boca
Entre sonrisas malgastadas
Entre tu amor, eternamente mío.

Sigo caminando con los pies descalzos
Sigo acariciando aquellos recuerdos del pasado…
Quizás fue ayer, quizás miles de años
Pero te idolatro, te amo, te siento mía.

¡Tan mía! que soy fusión y esencia
De una noche luminosa y osada
Ante la tempestad de suspiros
Que nacen, que mueren, que me nombran.

Pálida, mi ángel blanco de noche oscura
Mi habitáculo, mi escondite, mi secreto
Mi amor sin rostro, mi rostro desdibujado
¡Llora! que el mar se infiltre en cada cráter.

De esta melancolía blanca
De este sueño azul, de esta nada completa
En una figura de luna llena y yo…
Paseándome por tu corazón de hielo.

Para fundir mi sangre con la noche
El mar con tu cintura preñada
De locos amores…tan locos
Que solo te engañan de promesas.

Tú y yo, conjunción de silencio
De estruendo, rayo, luz, hielo
De amor singular y sólo nuestro
Mi luna de terciopelo, de misterio.

Sombra de mi sombra…
Suspiro de un “te quiero”
En tu piel de luna.

© María Luisa Blanco

BELLEZA EN FLOR

Etiquetas

,

Es el rocío de la mañana
La lluvia fresca de un amanecer oscuro
Para resaltar la belleza en tus capullos
Pequeños corazones, diminutos
Expandiendo sus aromas por el viento.

Tus raíces fuertes, tú esbeltez de diosa
Tu aroma, tus sentidos, el tacto de seda
En roja primavera te anclas, te insinúas
Como una caricia de instantes, apasionados.

Regada de amor, de nubes en movimiento
Dibujando sueños en la oscuridad
Algún pensamiento, algún amor que sembró
Sonrisas y lágrimas…olvido.

Para renacer insistentemente en la memoria
En esos pequeños latidos de rosas
En una mirada difuminada
En un rojo palpitante e insistente.

Belleza en tu mirar de flor abierta
Frescura en el borde de mis labios
Que te besan
Evitando el roce de tus espinas.

Sangre, dulce aroma entre el viento
Silencio, en tu paisaje íntimo
En el verde de tus hojas
Escudos de esperanza…

El rocío de la mañana, la lluvia cálida y mansa
Las lágrimas de un recuerdo…entre risas
Un abrazo entre raíces
Tuyas, mías, de la tierra.

Tú, belleza intrínseca…de diosa
De aroma y caricias
De nubes blancas
De noches oscuras.

Roja, pasión, sangre, vida, tú.

© María Luisa Blanco

Nota de la autora: Dedicada con mucho cariño para mi querida amiga Esperanza (Sadeyes)
Por ser una amiga excepcional…porque siempre camina conmigo…a pesar de todas las distancias.
Un beso…yo más…siempre.

DERRITIENDO EL TIEMPO

Etiquetas

Sigue el reloj marcando las horas
Queriendo llegar al final
De este engranaje de tiempo, que se consume
y resbala entre las manos.

Quizás es el oro de la vida
El ímpetu de lo desconocido
Cómo ir llenando las horas vacías
Que brotan desde el fondo del alma.

Fondo rojo, carmesí en un beso
O sangre viva circulando entre latidos
Dos relojes latiendo al mismo ritmo
Dos relojes, para morir en el mismo instante.

Se escurren los sueños, las lágrimas
Las horas que se visten de negro
El vacío de un sentimiento
Todo es tiempo y pasa y pasa…
!tan deprisa!
Tan sin sentido a veces.

Que hay que rectificar los instantes
Darle cuerda a la vida, alegres
El tiempo se resbala, se derrite
Nos contabiliza un adiós…para no volver…

Mientras lo perdemos, dilapidado en absurdos
Ayer tenía quince años, ¡os lo juro!
Y hoy ya no quiero ni contarlos
Se refleja la luna en mis cabellos ¡tan blancos!

Cómo rayos de luna, cima de nieve
Hueco vacío, te quiero
En este trasiego de horas, entre tus brazos
Ahora detén el reloj con tus besos
Y que se derritan nuestros corazones sin aliento.

Carmesí, tiempo, falacia
Pasan los años, desaprovechados…
Una vida, unida a tu vida
Tiempo infinito en tu mirada.

Sí, te amo deteniendo el reloj del tiempo
Que resbala entre las manos, el pasado
Y alguna lágrima de tristeza y felicidad
Nosotros somos el tiempo…por determinar.

Tan indefinido…tan abstracto.

© María Luisa Blanco

TEMPLADA LA LUNA… SE ESCONDE EN LA NIEBLA

Etiquetas

,

 

Anclada una barca en la noche serena,

mirada sobre el espejo del mar,

luna entre oculta en la espesura del cielo,

la noche, los recuerdos, el mar meciéndose.

 

Duerme el mar ciego, entre sus olas mansas,

reflejos de platino y topacios,

la luna como una flor, delgada en la oscuridad,

entre las rendijas de sus ventanas quiere mirar…

 

Estela de sueños, entre las luces de la noche,

susurra la luna entrecortada nuestros nombres,

barquita anclada en un mundo de ilusiones,

y sueño contigo…y sueño.

 

A lo lejos una barquita enroscada a un viejo olmo,

bajo sus aguas un baile de ondas en el mar,

un murmullo encrespado de fantasías,

entre los rincones oscuros de la soledad.

 

Entonan los árboles las nanas del olvido,

el cielo sin estrellas…yo contigo,

en los recuerdos que navegan,

por los besos sin destino.

 

Me despiertan tus cánticos, en la memoria olvidada,

el agua oscurece, mis sentidos borrosos,

incrustados en el pasado, solloza, la luna tibia,

en el ventanal, efímero tiempo,

se acerca la madrugada.

 

Entre latidos, todo se calla,

y nos mira la luna con sus rayos de plata,

haciendo un camino por el mar…

juntar nuestras manos, abrazar.

 

Cálido día del mes de junio,

melodía de la alborada,

buscando un sendero donde hallar,

y buscarte entre lágrimas, luna del mar.

 

La noche con su bruma,

tu cuerpo con mi amor,

nana del amor, despierta

en esa barquita

donde duerme nuestro amor…

 

Luna brillante y serena, la oscuridad se aleja,

las nubes se deshacen, como el suspiro de tu boca,

rompe el corazón, donde me refugio,

acurrucada entre la niebla y la orilla.

 

Acordes dulces, me llevan a la playa,

donde, tu nombre va susurrando, luna

con el redoble de las olas,

a tus brazos van llegando…

 

 

©María Luisa Blanco / Pepi Maeses

 

 

24/04/20

HACERSE MAYOR

Etiquetas

el tiempo,

la madurez llega de puntillas,

desgana y cansancio,

amanecer una mañana.

 

Con un pensamiento idealizado

Madura el trigo en el campo

De puntillas pasan las estaciones

Entre colores extraños.

 

Grises los sueños,

abandonas las esperanzas,

sentir que la juventud,

se escapa por la ventana…

Juventud en la mirada guardada

En la espera del tiempo acompañada

Sentir cómo pasa el tiempo

Por los confines del alma.

 

Dejad las cosas para otro día,

allí abandonadas y

pensar que ya no sirven para nada…

La juventud se va muy deprisa.

 

Años que transcurren llenos de días

Fortaleciendo la mirada, los latidos

Todo sirve, todo te enriquece

Con la sabiduría de la vida, las palabras.

 

La vida es un cajón,

que el tiempo va dejando desocupado.

los años te enseñan,

que las ilusiones se apagan

sin conseguir nada.

 

La vida es un paso infinito

Donde todo se guarda

Con la ilusión de los sentimientos

Cada paso una esperanza

Y unas luces que alumbran

Lo que los años, la vida nos regala.

 

Juventud…pasa

Dejando sembrado en mi piel

La vida que todo consigue y alcanza

Mientras duerme la madurez

En algún sendero del alma…

 

 

©Pepi Maeses / María Luisa Blanco

 

 

21/04/2020

CAEN LAS HOJAS COMO EL TIEMPO

Etiquetas

Caen los meses, caen…
Como las hojas secas del otoño
Entre recuerdos y melancolía
Caen las hojas del calendario.

Cae, la ausencia de tu mirada
Sobre un cielo azul de libertad
Caen los abrazos al fondo de la tierra
Raíz de tu propia raíz.

Caen, los tiempos de la nostalgia
Buscando tu recuerdo, tu rostro
Las palabras que sonaban a música
¡De esa que nace del alma!

En este pentagrama de tu ausencia
Reconozco tu risa
Los abrazos que consolaban
Todos los misterios que me asolaban.

Un mes más…cae sobre tu recuerdo
Y sigues tan presente en mi silencio
En esas lágrimas que salen de mis ojos
Caen los meses caen…

Otra rosa más al azul de tu cielo
A la inmensa mirada del mar en calma
A la sonrisa que dejaste en mis labios
Al amor que palpita en mis venas.

Tú, la esencia de mi esencia
La vida vestida de tristeza
Los sueños que te abrazan
El “te quiero” que en mi boca
Nunca calla…

Caen las hojas del otoño
Sobre tu última morada
Caen las estrellas del cielo
Para que en las noches…

Me entonen tu nana.
Con tu nombre Papá
Con tu ausencia
Y el amor que respiro…
En cada bocanada de aire.

Que me lleva a ti…mientras todo cae
Sobre un manto de nubes blancas
Tú mirada azul, mi rosa azul, mi sueño azul…
Mi tristeza vestida de sonrisas…por ti.

© María Luisa Blanco

ENTRE SANGRE DE AMAPOLAS…MI CASTILLA

Etiquetas

Castilla eres tierra, eres canto
Libertad y espera
Eres la razón del tiempo
El palpitar de la rebeldía
De la tierra, nuestro sustento.

Eres el viento que arremete
La fuerza que no se vence
El murmullo de antiguos combatientes
Eres la mirada buscando el horizonte.

Eres el pan recién hecho
El canto de juglares castellanos
La emoción que corre por mis venas
¡Cuando celebro! …un pedacito de mi historia.

Castilla, nobleza de un pueblo
Que nunca quiso ponerse de rodillas
Hasta perder la cabeza, infamia en el tiempo.

Poetas han sembrado de sangre y letras
Tus campos de trigo y amapolas
De coraje, de valentía…de cenizas
Sangre castellana…se difumina.

Como un grito de libertad
De injusticias
¡Tierra!, tierra con memoria
Late fuerte en tu día y siembra
Nuevas cosechas…con derechos dignos.

¡Castilla!, Castilla mira al frente
Y nunca detengas tu paso
Déjame besarte en las mejillas
Para alzar el vuelo…como un gorrión en libertad.

© María Luisa Blanco  23/04/2020

Hoy 23 de abril día de CASTILLA Y LEÓN.
Celebramos con orgullo el día de nuestra tierra
Con la pena de esta situación de confinación, de tristeza…pero siempre en pie tu recuerdo, sin olvidar nuestra historia…ni el color de las amapolas intenso…como la sangre que fue derramada…

Tierra…mi tierra…nuestra tierra.

ESOS MOMENTOS…

Etiquetas

Son esos momentos de aplausos
Ese saludar a tu vecino, del que nunca te percataste
El silencio que llora de agradecimiento
Esos momentos tan humanos, sinceros.

Es ver la vida ¡quieta! desde una ventana
Respirar a medias el aire
Sonreír al miedo con arrogancia
¡Es parar el mundo! detenido en tus manos.

Y se escapa por el cielo sin poder agarrarlo
Es el abrazo que sientes hoy…porque ayer lo guardaste
En el mejor rincón de tu memoria.

Sentir en tu rostro la calidez de un beso
Que nace del alma donde lo acunaste
Son esos momentos, de llorar contigo misma
Ante la adversidad que no puedes controlar.

¡Y nace el humano! que se perdió en el tiempo.
Y respira la tierra el aire más puro
Sientes que el corazón late, más lleno de sentimientos.
¡Qué amas! y apenas te dabas cuenta.

Se paró el mundo, tan quieto, tan sinsentido
En mis pensamientos
¡Quizás debíamos aprender! que nos necesitamos
Que unidos se hace más fuerza
Que cavando caminos por aisladas tierras.

Esos momentos, amargos
donde buscas desesperadamente los tiempos de la felicidad
¡Esos que pensamos! que nunca tuvimos
Pero reímos y compartimos…si, éramos felices.

Aquellos tiempos de juegos en la calle
De veranos jugando a cualquier cosa…
Había tanto con lo que reír…disfrutar
Y ahora en estos momentos…sólo ahora
Valoras todo lo que no valoraste.

En estos momentos subyugados, a un pequeño bichejo que nos ataca
Que tiene su escuadrón bien formado
Invisible, pero estás ahí
¡Echándonos un pulso! que no ganarás.

Porque somos humanos y sabemos dar
Por que nacimos con bondad y del amor
Porque ahora somos todos uno
Aunque nos hagas llorar…
Cuando te llevas sin permiso, tantas vidas.

Yo pensaba que la muerte era nuestro peor enemigo
Ineludible
Pero eres la muerte con otro disfraz
Cómo si la muerte tuviera un hermano gemelo.

Son estos momentos que no quiero pensar
Que no quiero repetir sin aprender
Que no somos jilgueros enjaulados
Cuánto valor tienen unos pasos
Que ahora no podemos caminar.

Son en estos momentos donde sientes
Que el mundo sería perfecto
Cuando lo giramos todos en la misma dirección
Quizás esta realidad es un sueño
Que nunca nos hubiera gustado soñar

Estos momentos son la realidad
Aplaude, agradece y descubre que, a tu lado, hay gente como tú
Unidos para vencer…unidos para sobrevivir.

© María Luisa Blanco