Etiquetas

En un fondo negro…suena el contrabajo
entre notas baila el cielo, tan azul
como un suave pensamiento de amor
por ti…por la noche, las horas de nuestra locura.

Tus manos acarician mi alma
con esta sinfonía de palabras, libres en mi piel
vaivén de nubes en tus mágicos besos
insinuando que nuestro amor puede ser eterno.

Entre la tierra, el cielo y nuestro pequeño universo
¡tócame el alma!, ámame en cada acorde
que dibuja sonrisas en mis latidos locos.

Una rosa roja, con su aroma a pasión
tus pensamientos, tus ojos de pétalos
acarician, rompen, rasgan, ese contrabajo
mi corazón, mis sentimientos, también mi alma.

Azul y blanco, recuerdo y pureza
tus manos, cimbreando en mi cintura
ritmo acompasado entre suspiros
púrpura, rojo deseo, tu boca, tus besos.

Late un corazón rojo, enamorado y solo
en un paisaje de noche oscura
de árboles abrazando nuestros sueños
de “te quiero” inventando el tiempo.

Abrázame, acaricia mi piel con las notas de tus latidos
¡búscame! entre la tierra y el cielo
¡ámame! como principio y final de esta melodía.

Rosa roja el ímpetu de la sangre
recorriendo mis venas apasionadas
la noche oscura, el abrazo de la ternura
besa mi alma y rasga la piel
que me encarcela a tu amor.

Tú siempre tú…yo siempre a tu lado
en cada pensamiento, en cada melodía
de un fondo negro y un amor rojo rasgado…

© María Luisa Blanco