Etiquetas

Un paisaje azul en la lejanía

una mirada inyectada de salitre

un recuerdo, una añoranza

un nacer con prisas, para morir lentamente.

Las olas de mar ¡como cansadas!

escondiendo su bravura en algún pensamiento mío

¡De esos que a veces omito!, ¡de esos! que me van sumergiendo en el autismo

y no llegan las olas al cosquilleo de mis pies

y ha nacido una rosa, pálida y ufana como la luna.

¡Y ya no es un secreto amor!, que fue tu regalo del adiós

que mirándola cada noche es, como si me hicieras el amor

tan suave, tan dulce y apasionada

tan nada y tan mía, escribe cada noche mi vida

y aun no la he tocado con mis manos.

pero te amo mi luna por que estoy llena de ti

por que tu amor me abriga y me acurrucas como ha un recién nacido,

Si, te amo luna, regalo imperecedero, sonrisa en mi tristeza,

 rosa pálida de mi sangre ¡sobreviviremos! Donde el amor lo inventamos

y lo dejamos dibujado en tu cielo, en las estrellas, en tu mirada ladrona de mi cariño,

 en tus fragantes pétalos ,en tu lozanía…en tu delicadeza.

Y me hechizaste en tu mirar triste y en tu su paso decidido

en tus ojitos dulces como la miel y suaves como una caricia

¡me la regalaste y la protegería con mi vida!

cómo no hacerlo si es mi única amiga, el corazón que late en mi pecho

Y el beso, en mis labios llenos de ternura.

¿Y tu amor, dónde? estas, quizás deleitándote en otro besos

en otras mentiras

entre conversaciones vanas y vacías…

mientras observas su cintura de diosa

sus pechos llenos de futuro

para amamantar horas, quizás en el olvido.

Y no se qué significa la añoranza

y no sé lo que es amar sin recibir nada

aunque nunca pedí, solo esperaba

ser muda para escuchar vuestras quejas

y no existir en la palabra amable.

La tierra bañada de noches de luna

de agua misteriosa y salada, ¡y sobrevives!

como esta alma mía desgarrada…

Es tu belleza la suavidad de un te quiero en la mañana

son tus lágrimas ocultas el rocío del que te empapas

eres regalo en el olvido, y garra clavada en un amor negado

¡y no olvides! que de amor también se muere

y que la vida es un instante tan ridículo, que no puedes ni soñar…

Mírame a los ojos, si quieres con lastima

déjame besar tus pétalos, quiero saber como se siente la suavidad en unos labios

 agrietados de gritar, por el amor o la justicia, que lo mismo da…

si encontrara la ecuación de quedar muda mi voz,

y no reventar cuando te ataca la estupidez.

Pero no sé por que añoro lo que nunca tuve

y amarro con fuerza lo que nunca dejare ir

eres tú mi luna, eres tú mi camino en la noche

eres tú el recuerdo perpetuo

del amor…que no supo amarme.

Y ahora erro por pensamientos extraños

buscando la forma de huir de esta jaula de grillos

¡perdonad!, quise decir mundo…el que te arranca las cuerdas vocales

para hacerse dueño de tu silencio

por que las ideas no pueden salir de la cabeza…

Y la esclavitud del tiempo…no tiene cabida en mi sangre

 como mi luna , mi rosa altiva y yo ¡siempre de pie!

¡caiga quien caiga! la belleza de un corazón y el sentimiento

siempre permanecen en la historia.

Aunque el futuro viene teñido de sangre…

alguna sonrisa despertara la inocencia de estas letras

por que el amor nunca muere….nunca.

©María Luisa Blanco