Etiquetas

Hoy quisiera sentir muchas cosas

con mi corazón de poeta

podría sentir el lento fluir de la sangre por mis venas

atascándose en un sinfín de tristezas

pero tengo sueño, y adormecida  la mente

por si me pellizca un beso de traición.

No sentir nada, no ser nada, tan solo una hoja en blanco

con una mirada intensa y vacía…

Hoy quisiera sentir muchas cosas, tantas cosas

que me he arrancado la piel

¡y he roto mis lágrimas! como si fueran de cristal de bohemia.

No sé si hablar de amor tendrá algún significado

cuando me siento sola y huyo de mi misma….

Intento buscar en el reflejo de mi espejo, no la juventud, quizás el alma

ni los labios sedientos de besos

ni la caricia torpe que ha lastimado mi piel

ni la mirada que se clava en mi pupila incapaz,

de decirme aun te quiero, sigues siendo mi vida.

Pero el tiempo enseña, que no soy la vida de nadie, ni de mi propia vida

aunque se que nací y me abrigaron de amor

peo crecí casi salvaje, entre estos pensamientos siempre enamorados

y la maldad que aun no he aprendido a masticar.

No se si tengo un corazón de poeta

una víscera ruidosa con movimientos imperfectos

ni tan siquiera tienes una imagen bonita, entre ventrículos y venas ensangrentados

¡solo quiero dormir! y Morfeo me lo niega

¿que quieres de mi?

que hasta la locura me esta haciendo su presa.

No sujetes mis muñecas, con cuerdas de nudos marineros

no le hagas más enredos a mis palabras

no me pidas respuestas, ni tú, ni la vida,

nací ignorante de todo… y no me pidieron permiso para venir.

Quiero enmudecer mis sentimientos

seguir mi destino, paradoja del engaño

¡tengo mucho sueño Morfeo!

y un gran agotamiento

¿que esperas de mi? y de este mítico momento.

Poséeme y olvídame como se olvida la espuma del mar

enséñame a nadar, a caminar, y no permitas que de mis ojos,

caiga ni una sola lágrima…

Y la verdad es que siento de una forma extraña, y me confundo,

y dudo si detenerme en algún camino perdido, ahí donde la vida nunca se pasea

o tirar pétalos de amapolas desde una nube

emulando la sangre que se pierde gota a gota en un corazón partido

obligado a latir! y ya no se rebela! con su insolencia adolescente

A ver si una estrella se desploma esta noche

y aplasta mis sueños,

y sale la luna vestida blanco y rojo

quizás me regale una sonrisa, un beso

y un cuento para dormir indefinidamente.

¡Si yo tuviera un corazón de poeta!

no conocería ni el dolor ni las lágrimas

solo sueños—solo amor sincero y eterno

¡Si Yo Tuviera Un Corazón De Poeta!

©María Luisa Blanco