Etiquetas

Empieza la música a sonar muy suavemente, y lentamente se van despertando mis sentidos…
una sonrisa quiere dibujarse en mi rostro frio, mientras refriego mis manos para calentarme;
Siento el cosquilleo de la felicidad y mantengo bien apretados los sueños…

Para que no se vaya la navidad sin dejarme una ilusión o un nuevo camino por el que ir hacia ese mundo perfecto,
cambiar un año, para mejorar el aspecto del mundo…que las alegrías y la paz se repartan equitativamente y que las lágrimas que siempre llegan se abracen con el cariño y la lealtad de esa gente que camina a tu lado y busca los mismos sueños… ojalá una realidad palpable.

Todo suena a villancicos por las calle y puedes perder la mirada en esa inmensa luz, que penetra furtiva en el corazón queriendo llenarlo de buenas acciones, por que por eso hace infinitos tiempos se encendió la llama de la ilusión, y aunque tan solo sea por unos días ser y sentirnos humanos…

Ojalá todo volviera a ser como cuando era niña, quizás los niños siguen viendo la navidad con los ojos que yo la veía y puedan sentirla con el amor y la paz que se respira junto al fuego;
Y la alegría de las familias unidas quizás tras mucho tiempo de ausencia…

Y recordar con la mirada vidriosa, a esos tantos corazones que aun laten en tu corazón, por que siempre serán esa parte importante de ti, recordando lo que durante su vida te regalaron con cariño, con ejemplo y sabiduría…que nunca falten en tus pensamientos.
Y ojalá las cosas buenas perduren indefinidamente sin importar si hoy es navidad o un día cualquiera de los que se reflejan en el calendario…y vamos arrancando con penas o alegrías…por que en cada hoja que se arranca, se va nuestro tiempo…
Ojalá pudiera mantener mi ilusión, sin tener que soñarla o concretarla en el reducido espacio de unas fechas…la navidad.

¡Felices días!

© María Luisa Blanco

Anuncios