Etiquetas

juego-imagen

Mirada inocente, sueños de niñez
retando los imposibles en su imaginación
la magia del viento despierta latidos
sueños cómplices en su madurez.

Mirando el fondo de un cielo azul
tras el paraguas, de algunos de sus latidos
llueve cálidamente el tiempo
que mojará, su rostro de rocío.

¡Se ha escapado una nube!,
para acariciar tu corazón
mientras contemplas…
como se dibuja la felicidad,
en tu mirada curiosa, en la ternura.

Tras un fondo gris se escoden los sueños
que opacos entristecen el tiempo
¿como recuperar? de tus labios el silencio
y como proteger con mí cariño
ese hermoso mundo de tus sueños.

Resguárdate bajo ese paraguas de luz
deja libre tu imaginación
Y siente como te roza un te quiero azul
que por siempre abrigaras entre tus manos.

Sueña, nunca dejes de soñar
atrae cada día tu niñez
y sonríe cada una de tus travesuras
y no dejes de caminar por las estrellas.

Mira por esa ventana, donde el tiempo nunca pasa
y amarra muy fuerte tus sueños
para volver…
cuando la vida se convierta en tropiezo
¡vuelve a soñar!…

Acaricia la lluvia, que un día besará tu rostro
como una lágrima furtiva de añoranza
hoy tu niñez mira al cielo
y mañana…el cielo se mirara en ti…

Deja volar tu imaginación…
y nunca olvides…los pasos hacia tus sueños
en este azul de cielo en calma
en esta oscuridad, que proyecta tus sentimientos.

Agarra entre tus manos la ternura
y plasma la felicidad en tu corazón
donde el infinito cielo
arropa tu niñez…con amor.

©María Luisa Blanco

Anuncios