Etiquetas

Tristeza del alma

Vuelve a ser triste la mirada
destellos de colores, ruedan las lágrimas
y calla la palabra
enterrando pedacitos de desilusión
en el alma…

Y duele como una vida malgastada
siempre buscando una sonrisa
que no te destruya y te convierta en nada
como si no existieras…

Como si hubieras existido
en la ceguera de los días
en la invisibilidad de un corazón herido
que pide ausencia en sus latidos.

Y llora la tristeza tan calladamente
que paraliza un pensamiento
que siente como si la sangre,
fluyera lentamente
en un dolor irresistible.

En un vacío tan inútil
como querer pisar el sol
o besar la primavera
si tan solo el otoño te entierra
entre la humedad y sus hojas secas.

Mirada vacía, donde el limite de todo
llora a escondidas, la vida llora
como maldiciendo un regalo
del que nunca participaste.

Creo que no tengo nombre
soy tan insignificante
que para llamarme basta una mirada
insolente.

Y quizás como un perro fiel apaleado
respondes poniéndote de rodillas
ese es el lenguaje maldito de la vida
ser la nada que otros desprecian
creciendo su poder y desvergüenza.

Y llora el alma, ay como llora el alma
en una tristeza que te despedaza lentamente
tan lentamente que hasta se hielan las lágrimas
¡Y como duele la vida!
cuando tu vida tan solo es…
latir sin esperanzas.

María Luisa Blanco

Todos los derechos reservados

Imagen cogida de la red

Anuncios