Etiquetas

Luna Bebe

Hoy te extraño tanto mí luna
que se me enfría el corazón
mientras te paseas por mi memoria
mientras lloro tu recuerdo.

Cuando llegaste a casa, tan chiquitita
mojada y tiritando de frio
te cogí en mis manos, te arrope
nos miramos y me enamoraste.

Te adoptamos como una más de la familia
me adoptaste como a tu madre humana
y te quise y me querías, a tu manera.

¿Quien me vendrá a recibir? cada vez que llego a casa
y esos besos cálidos y ásperos en mi mejillas
¿quien me los dará?, ahora que te has ido
¡me mirabas con tanta dulzura!
te llamaba ¡mi niña! , tan guapa.

Hemos compartido casi ocho años, felices,
de tenerte a nuestro lado
tu inquietud siempre, vigilando
hasta que llegaba el último por la noche
respirabas tranquila, ¡ya tenías a todos reunidos!
como una madre.

Te gustaba mirar y retar a las palomas
desde la ventana, tú querías cazarlas
y yo me moría de miedo por si te caías
y con una mirada, volvías a entrar en casa.

Cuando a veces jugaba con los niños
y levantaba la voz más de lo debido
venias corriendo a defenderme
algún mordisquin les diste, como aviso.

Siempre conmigo donde quiera que fuera
si hasta sabias de mis estados de ánimo
a mi lado te sentabas cuando estaba triste
a los pies de mi cama sin moverte,
cuando enfermaba.

¡Como no quererte mi niña!
por que así también te llamaba
y cuando clavabas tus ojos color aceituna,
en mi mirada, me hacías sentir hasta magia
retándonos con ternura.

¡Mi luna!, a pesar de la tristeza que hoy me dejas
doy por merecidas mis lágrimas
por haber sentido contigo esta experiencia
y saber que fuiste feliz,
la gatita más querida del mundo.

Como feliz hemos sido nosotros, contigo
lastima que tu estancia haya sido tan corta
inesperada, mí luna hermosa
de nada te quejabas.

Y te has ido para quedarte por siempre
en nuestro corazón y memoria
¡Luna belleza felina!
gracias por adoptarme y permitirme
quererte con esta pasión de sentimientos.

¡Por ti mi niña ¡mí luna y los buenos recuerdos
hoy déjame llorar y mañana…
volveré a reírme con tus travesuras.

19\01\16

María Luisa Blanco

Luna llegó a casa el 31 de mayo del 2008
Y se ha ido de nuestras vidas el 18 de enero del 2016
Dejando un gran vacío y tristeza y mucho amor
Por que te hemos querido con el alma
Y te seguiremos queriendo con el corazón.

Luna adulta

Anuncios