Etiquetas

En el infinito

 

El primer instante de la vida es llanto
celebrando una vida de lágrimas
unas sonrisas que acarician con lastima
una mirada tierna que se pierde en el tiempo.

Nacer y sobrevivir a contracorriente
buscando ser estrella o cauce de un rio
frondosos latidos condenados
de amor o de tristeza.

Dilapidando con tus pies los caminos
que no llegan a ninguna parte
y sigues buscando el destino
que lloró contigo en ese instante
en los que abriste los ojos mirando las sombras
el gris paisaje de un cielo cubierto de tormentas.

Y todo sonríe a tu entorno,
cómo si de verdad existiera la alegría
como si no supieran lo que depara la vida
en esa caja de sorpresas descubiertas.

¡No corras! la muerte siempre te alcanza
con su sonrisa irónica
reflejando en sus ojos tu próximo destino
quizás en las sombras se filtre un rayo de luz
o un latido que se resiste a morir
para ser recordado en tu tiempo.

Quizás el nuestro, el eterno de promesas
siempre incumplidas, perdiendo la pasión
de ese instante
donde el amor eterno muere junto a tu pecho
tan triste como los ecos de una soledad
replicando en tu memoria.

Y nace el silencio y muere la vida caminando
pasos vacíos hacia ningún lugar
por que el cielo es azul y la luna
un sueño que conquistar.

Y bajo la tierra todo se acaba
disfrazándote con los huesos de la muerte
tan quietos y en silencio
sin lágrimas que verter
en un corazón desierto.

Y entre granos de arena contabilizar
el infinito de la nada…

Mª Luisa Blanco

 

 

 

 

Todos los derechos reservados

Imagen cogida de la red

Anuncios