Etiquetas

rosa azul entre las manos

Quizás sea triste mirar hacia atrás
donde tu historia ha quedado sepultada
por el tiempo, por ti, por infinitos corazones
y todos ensalzaban mi nombre, y todos me querían.

Pero tan solo los días se convierten en engaños
las ilusiones labios rotos, sangrando
y el corazón prisión, entre alambres de espino.

La libertad ese sueño de alas rotas
de caída al precipicio
sin el roce de una caricia, de un abrazo
que detenga la inercia a estrellarse…

Con todo lo que vive atrás, ahí tan lejos
y tan cerca de mis sentidos que aun me duelen
ese cumulo de horas insistentes en provocarme llanto
ese cumulo de recuerdos año tras año…

Para quedar todo borrado en el iris de tu ojos
en el susurro de un corazón recitando,
en cada latido un te quiero con tu nombre
o miles de nombres, de ilusiones vagas.

Hoy todo lo perdí, hasta mi esencia
sepultada bajo el lodo, no huyas de la muerte
dejar de respirar no significa cerrar la memoria
ni olvidar…

Y el recuerdo hoy puede llorar, si miro hacia atrás
y mirar hacia adelante no le emociona al alma
y el corazón llora por mis ojos
la insistencia de un olvido…
que no puedo enterrar.

Aunque sienta sobre el pecho
el peso de la tierra que cubre mi cuerpo
y la rosa azul del adiós
donde nunca hubo una despedida.

María Luisa Blanco

Todos los derechos reservados

Anuncios