Etiquetas

rosa blanca

Nacen palabras de tu boca y miente el corazón
golpeando instantes de felicidad
en tu boca…

Y muere la razón en pensamientos
y piensas en alocados momentos
donde nacía con amor el sentimiento
y sentía dentro de ti, tan dentro.

Que soñar era un infinito momento
donde la realidad imponía tus labios sobre mi cuerpo
donde la risa reía los instantes, siempre juntos…

Venerando al amor, resquicio maldito y oscuro
de la soledad las sombras
de las lágrimas volver a renacer
con tu nombre o el mío
o el tiempo que paso robándose nuestras horas.

Nacen palabras para sepultar la verdad
en los oscuros laberintos de la locura
extraña realidad fulminando al corazón
roto de miserias en sentimientos camuflados.

Y sigo con los ojos abiertos, mirando
como muere lo que nace, minuto eterno
de un amor eterno sepultado
en los rayos del sol o de una luna
siempre sin rumbo naufragando.

Por los salados mares de unas lágrimas
eternas y perpetuas en mi rostro
como señalando en rojo los surcos del olvido
o gritando un triste amor mío.

Por que el amor dejó de existir
cuando lo tenía entre mis manos jugando
a la felicidad
¡mientras engaño!

A un corazón derrotado
que ya no reconoce mi nombre
y se traga la tierra una historia.

Sobre una lapida…
flores blancas
y el enigma de unas palabras sin descifrar.

Mª Luisa Blanco

Anuncios