Etiquetas

en el centro de mi misma

Dejando caer el tiempo

entre los huecos vacíos de mis manos

rompiendo las caricias olvidadas

 en algún lugar de aquel silencio

cómplice del olvido.

Murmuran los labios  o tiemblan

de frio o miedo

torturando entre palabras

la pasión que latió en sentimientos.

Y todo cae ante mi mirada quieta

rebobinando imágenes en la cabeza

intentando completar el puzle de la vida

y siempre faltan piezas…

Entre un tú y yo perdidos en el tiempo

el que quizás se quedo detenido

en un camino sin aliento

y nada cambia el sentido de mis pasos

aunque gire mil veces por el tiempo vacío

que cae lentamente por mis manos.

Ya sin caricias, duermen a oscuras los besos

delatando un resquicio de prohibido

y vuelve la libertad a ser prisionera

en una esquina de la melancolía.

Como si de verdad lloviera en exhaustos desiertos

desgastados de arena

siseando locuras al sol

y rompiendo la primavera.

Entre los huecos vacíos de mis manos

cae el tiempo que nunca viví

aun respirando y observando

con los ojos abiertos

y los sueños robados boca abajo.

Como si existir se escribiera

con tinta invisible, en invisibles pasos caminados

una hoja en blanco revolotea por los confines

de hoy y siempre, quizás de la nada…

que siempre camina a tu lado, de tu mano.

Mª Luisa Blanco

Anuncios