flor-primavera

Llueven diminutos recuerdos

entre las sombras de mis lágrimas

rozan mis mejillas como un suave beso al olvido

llueve y mi alma desabrigada se moja

esperándote en esa esquina de la melancolía.

Vuelven a caer las estrellas, por el sino de tu frente

se prenden iluminando el camino de mis brazos

y zozobra un pensamiento mientras aprieto mis labios

no quiero gritar tu ausencia, deseo un beso eterno en nuestros labios.

Retorna la lluvia caída y florecen hojas secas del otoño

respiro mientras me visto de tierra dorada

y me bebo a sorbitos la miel de tu boca.

Renazco en tus ojos, tiemblo en tus brazos

el viento despierta aquél te amo que se quedo enredado

en mi corazón, sueño enamorado

llueve y la alegría se dibuja en mis labios pálidos.

Lluvia de recuerdos, guardados

donde queda intacta la vida

rincón protegido, resguardado

el alma camina lenta y nunca olvida.

Recordando tanto tiempo que quedo engendrado

en hojas vacías del calendario

buscando tú encuentro en aquella estela

iluminada por tus ojos, descubriendo tus pasos.

He aprendido el camino del espanto

donde la vida sin ti se sumerge

en el lago oscuro de mis ojos

en la realidad de mis sueños si te nombro

solo llueve como ayer cuando me amabas

solo llueve como hoy que te sigo amando.

Concentrado en esa lágrima que rodará por mi rostro

y besará tu corazón, mientras abrazo tu alma

lluvia que baña tu cuerpo

amor que se te filtra en las venas con ternura, con firmeza

de amarte hoy, como ayer, como siempre o nunca…

por que cada día renaces nuevo en mi corazón

para amarte sin principio y perderme en tu final.

Sin despedida, sin adiós, no existen

solo queda nuestro amor.

solo queda el otoño tú y yo.

renaciendo primaveras con el corazón.

Mª Luisa Blanco

Anuncios