Hoy como ayer y como siempre…

la luna llora en tu pecho

dormida en la tristeza de las horas

siempre anochecen los recuerdos

y amanece la soledad.

Esa que vive contigo,

 hincándose con fuerza en el alma

desgarrando en la noche, lágrimas

y sintiendo la intensidad de la nada

entre risas burlonas

payasos en el escenario de la vida.

Hoy como ayer y como siempre…

llora la luna tan tímidamente

que apenas deja rodar sus lágrimas

casi heladas en tu corazón.

Y tanto sentimiento a lo sentido

turba la mente y los instantes

y no florece la primavera

ni dice adiós el frio invierno

amaneciendo eternamente otoños

entre las sabanas…

Ilusiones escritas en el cielo

quizás en su rostro pálido

amaga una sonrisa…

Por que hoy como ayer y como siempre

llora la luna insistentemente

meciéndose en lo más profundo

de tu corazón.

O quizás de tu alma amiga y extraña de esta tristeza

que baña nuestras horas en la distancia

extrañando la melodía de tu voz y tu palabra.

Mª Luisa Blanco

Anuncios