Desdoblando horas

para planchar silencios

dormir sueños

borrando realidades

respirar…

Para no encontrar el aire

y callar los dolores del corazón

que sin latidos pronuncia

el nombre de su amor

 perdido…

O te encuentras conmigo

donde la palabra se hace sentimiento

y vuelven a hacerse presentes

las voces del silencio.

Rugen las hojas del otoño

rememorando melancolías

y resbala el rocío

sobre  silencios dormidos.

Estalla el alma, sin palabras

ó resucito yo en tu mirada

silencio, arrulla mis sueños

y que al despertar la mañana

no me encuentre con mi voz

apagada…

Silencio pégate a mi pecho

consume latidos

que broten por mis ojos

ríos de añoranza.

¡Ven!, quédate aquí conmigo

descifrando madrugadas

llena mis espacios vacios

con el miedo, que no arrastra rumores

monótonas palabras…sin sonido.

Silencio

 y no tengo cuerdas en mi garganta

que entonen melodías

y las luces se apagan

en las diminutas estrellas del alma

¡silencio!

 acompaña hoy mis pasos.

Silencio, háblame de amor

para desplegar las horas

que siguen arrugándose

en sueños rotos.

¡Silencio!, quédate conmigo

para que nunca despierten los miedos

en carcomidos latidos.

Y el amor calla…

para dormir en el silencio.

Mª Luisa Blanco

Anuncios