No busques en mi mirada

los rastros del amor

he apuñalado la traición

y besado la desconfianza.

He borrado el tiempo y sus infamias

hoy camino sola

por los sueños desarropados

hoy no necesito el aire para respirar

si amanecí muerta, si amanecí maniatada

a la absurda realidad.

No busques mi comprensión

cuando duermo a oscuras con mis miedos

ante la incomprensión de mi tiempo

no importa si digo te quiero

o te odio con la profundidad de mis risas

las rotas y partidas en mis labios.

Ya tengo el rostro abofeteado

sin poner doblemente las mejillas

ya desheredé mis pasos

y rompí mis sueños

mordí la esperanza

y respiro inviernos.

No busques en mí, el corazón

naufragó en mares de mentiras

se quemó en el infierno de la vida

y bombea rabia sin medida.

No busques amor

 en el polvo de mis huesos

ni miradas en mis cuencas vacías

no hay brillo que transite los cielos

tampoco hay poesía.

La realidad se mastica

mirando tus ojos

traduciendo el silencio de tus labios.

No busques un alma

tocada por la negrura de la noche

no busques nada

en la tumba de mis sentimientos.

No dejé nada enterrado

para cuando muera el tiempo

todo desaparece…

y yo no estuve presente.

En tus caricias, en tu ternura

solo la vida te derrumba

y hoy…no la pondré impedimentos.

No busques resquicios del amor

nunca supe lo que era eso…

y ahora camino sin corazón

pisando pensamientos.

Mª Luisa Blanco

 

Anuncios