UNA SOMBRA EN EL SUELO

Etiquetas

Deje caer esa nube que ensombrecía tus ojos

haciendo ciega mí presencia

deje caer un tímido te quiero

para que al cogerlo, se enamorara tu alma.

Deje caer mi mundo de sueños, sobre tu piel adormecida

y no me viste cerca bebiendo tu amargura.

Deje caer pedacitos de mi piel sobre tu cuerpo

mientras se desangraban los momentos, abrazando tu ausencia

deje un rayo prendido en el latir de tu vida

para que amanecieran los días, pintando en tu rostro la alegría.

Deje de sentir que vivía, sujetando tu existencia

y sigo respirando el aire indiferente

fortifiqué mis sentimientos, los cubrí de aliento, abriendo puerta a la esperanza

incolora resbala por mis ojos, riachuelo de lágrimas.

Deje de sentir que palpitaba enamorada

Cuando me arranque sin ganas el corazón, me delataba

me escondí de ti, de tus pocas ganas a pronunciar mi nombre

ya tu boca no me llama.

Deje correr el tiempo entre sombras

y enterré mi mundo entre quimeras

busque otro sueño que prendiera

mi corazón y mi hoguera.

Olvide por un momento que no era cierta

que estaba vacía de promesas

olvide que respiraba hasta asfixiar mí tiempo

olvide que no existía en  tu mirada

y dejé apuñalada mi sombra

bajo aquella nube gris de mis ensueños.

Abrí los ojos en un descuido

y descubrí que sintiendo que te amo

que me faltaba la existencia.

Olvide ponerme los tacones

y soy una sombra en el suelo.

©María Luisa Blanco

 

 

Anuncios

PERO SOLO ES LA NOCHE…

Etiquetas

 

 

La noche con sus lágrimas, estrellas apagadas
imagen perfecta del dolor
en su tallo las espinas
que se clavan en las manos del adiós.

Y solo es de noche, y la luna mece sus recuerdos
y una mano quizás amable o tentadora me ofrece los secretos del cielo
de por qué llora o se apaga el sol
por qué las nubes hacen siluetas infantiles
y alguna hasta se pinta de gris como un payaso triste.

Pero solo es de noche y la oscuridad confunde
y los sueños se evaporan
entre la fragancia de la oscuridad
quizás de tus pétalos negros,
augurio de algún beso extraviado.

Entre esas lágrimas que buscan tus ojos
para filtrarse en mi corazón y florecer
como la añoranza de un árbol viejo y sabio
ya sin miedo al día, al mañana o al después…

El que pasa la noche charlando con la luna
y la luna le confiesa sus desventuras,
de enamorada y solitaria
promesa de amor de los amantes
con su cuarto menguante roto.

Los pájaros duermen escondidos
donde la libertad no pueda ser arrancada de sus alas
de su trinar o las palabras que nadie se atreve a pronunciar
solo eres la noche, la que ofrece sueños secundarios
en un laberintos sin salida.

Y las estrellas apagadas, ¡no pueden descifrar un te amo!
ni mostrarle al viento la ternura de un abrazo
pero eres esa rosa que ha clavado sus espinas,
en lo más profundo de un pensamiento.

Y a veces sangran las ideas y otras…
tan solo se enamoran de quimeras
tu mano enamorando a la luna
ofreciéndola el aroma y su frescura
pero solo es noche, y el cielo es mío.

Por que con mis letras encenderé las estrellas
con mi corazón te pintaré los pétalos rojos
aunque me gustas así, tan especial y diferente
tan solitaria y ausente, tan hermosa.

Por que solo soy la mirada que busca en la oscuridad
la noche que rompió un suspiro
y una mano acaricio mi rostro
floreciendo una sonrisa en mis labios.

Augurio de un beso extraviado
pero solo es la noche…

 

 

 

©María Luisa Blanco

APRENDI A CAMINAR POR LAS TIERRAS DE NADIE

Etiquetas

, , , , ,

 

En esos días de la decepción, donde no reconoces tu nombre

donde la locura se hace grito

o crisis nerviosa,  para que parezca más elegante

y todo vuelve a ser lo mismo, el maldito inconformismo…

Si no acepto tus razonamientos

si pones en duda mi cordura

si la muerte se hace pensamiento ganador

y me sigues llamando loca…y aun no me resbala esa palabra.

Y yo ignorante de mi tiempo, del que pensé aprendía algo de la vida

y solo he comprendido que no me pertenece,

nací desnuda y temblando de frio

¡nací en algún lugar donde la riqueza se reparte! equititativamete entre cuatro poderosos.

Y aprendí a caminar por las tierras de nadie y seguía desuda y descalza

Apenas pronunciaba alguna palabra, aunque sabia completo el abecedario

Pero no quería ser lapidada, por saber decir mí nombre

 Y fingía a la estupidez.

Me llamo paz, me llamo injusticia y sangre derramada

me llamo muerte que es mi compañera aliada

no me gusta su rostro, aunque curiosamente tiene una mirada enamorada

Y están frio sus labios, silenciosos y camina a trompicones

esta muerto, pero defiende mi vida.

Hay días que la decepción ayuda a suicidarte

y tengo la mente débil

y hartón del mundo y sus habitantes

Y quizá ahora que se ha rasgado la bandera blanca, teñida de sangre

quizás llevo años desnuda, desangrándome lentamente, y nunca termino de morir.

¡Si fuera morir de amor!, entre tus besos y tus brazos

si fuera a morir en la dulzura de tu, mirada

¡morir amándonos indefinidamente! con pasión, ternura y atrevimiento.

Se que nací desnuda y con un dolor por el futuro que no podrías darme

¡y no tengo futuro madre!, y me falta el aliento de la vida

se están múrrienlo mis sonrisas

y mi corazón solo llora tristezas.

¡Madre aprendí amar!, con el amor que me dabas

Aprendí a reír sin importa… en que  lugar me han dado la puñalada

Y rio madre y rio, y empiezo a extrañar tu juventud

 Tus “te quiero” llenos de vida, de ternura con un fuerte abrazo que pensé que me rompías.

Te quiero madre y ahora es mi tiempo de cuidarte y de buscar la felicidad junta

hoy que todo lo mejor me has lo regalado  lo mejor me lo has enseñado, tú y ahora, los otoños vencidos se llevan tu memoria

pero jamás se llevaran el corazón que tú hiciste de amor

para amarte madre allí donde nos juntaremos y la sonrisa sea nuestro universo de amor.

¿que le pasa al tiempo madre?, ahora tu me necesitas

y como, me acostumbro a llorar a solas, a guarda mis secretos en tu alma

a perpetuar el beso de la ternura.

¡Solo te quiero mama!…solo te necesitare mientras viva.

nunca abandones mis pasos, aunque caminen por otra dimensión

y no olvides que te amo! y mii veces compartiría la vida contigo, mi madre, mi corazón de azúcar,

©María Luisa Blanco

POR QUE EL AMOR NUNCA MUERE…NUNCA.

Etiquetas

Un paisaje azul en la lejanía

una mirada inyectada de salitre

un recuerdo, una añoranza

un nacer con prisas, para morir lentamente.

Las olas de mar ¡como cansadas!

escondiendo su bravura en algún pensamiento mío

¡De esos que a veces omito!, ¡de esos! que me van sumergiendo en el autismo

y no llegan las olas al cosquilleo de mis pies

y ha nacido una rosa, pálida y ufana como la luna.

¡Y ya no es un secreto amor!, que fue tu regalo del adiós

que mirándola cada noche es, como si me hicieras el amor

tan suave, tan dulce y apasionada

tan nada y tan mía, escribe cada noche mi vida

y aun no la he tocado con mis manos.

pero te amo mi luna por que estoy llena de ti

por que tu amor me abriga y me acurrucas como ha un recién nacido,

Si, te amo luna, regalo imperecedero, sonrisa en mi tristeza,

 rosa pálida de mi sangre ¡sobreviviremos! Donde el amor lo inventamos

y lo dejamos dibujado en tu cielo, en las estrellas, en tu mirada ladrona de mi cariño,

 en tus fragantes pétalos ,en tu lozanía…en tu delicadeza.

Y me hechizaste en tu mirar triste y en tu su paso decidido

en tus ojitos dulces como la miel y suaves como una caricia

¡me la regalaste y la protegería con mi vida!

cómo no hacerlo si es mi única amiga, el corazón que late en mi pecho

Y el beso, en mis labios llenos de ternura.

¿Y tu amor, dónde? estas, quizás deleitándote en otro besos

en otras mentiras

entre conversaciones vanas y vacías…

mientras observas su cintura de diosa

sus pechos llenos de futuro

para amamantar horas, quizás en el olvido.

Y no se qué significa la añoranza

y no sé lo que es amar sin recibir nada

aunque nunca pedí, solo esperaba

ser muda para escuchar vuestras quejas

y no existir en la palabra amable.

La tierra bañada de noches de luna

de agua misteriosa y salada, ¡y sobrevives!

como esta alma mía desgarrada…

Es tu belleza la suavidad de un te quiero en la mañana

son tus lágrimas ocultas el rocío del que te empapas

eres regalo en el olvido, y garra clavada en un amor negado

¡y no olvides! que de amor también se muere

y que la vida es un instante tan ridículo, que no puedes ni soñar…

Mírame a los ojos, si quieres con lastima

déjame besar tus pétalos, quiero saber como se siente la suavidad en unos labios

 agrietados de gritar, por el amor o la justicia, que lo mismo da…

si encontrara la ecuación de quedar muda mi voz,

y no reventar cuando te ataca la estupidez.

Pero no sé por que añoro lo que nunca tuve

y amarro con fuerza lo que nunca dejare ir

eres tú mi luna, eres tú mi camino en la noche

eres tú el recuerdo perpetuo

del amor…que no supo amarme.

Y ahora erro por pensamientos extraños

buscando la forma de huir de esta jaula de grillos

¡perdonad!, quise decir mundo…el que te arranca las cuerdas vocales

para hacerse dueño de tu silencio

por que las ideas no pueden salir de la cabeza…

Y la esclavitud del tiempo…no tiene cabida en mi sangre

 como mi luna , mi rosa altiva y yo ¡siempre de pie!

¡caiga quien caiga! la belleza de un corazón y el sentimiento

siempre permanecen en la historia.

Aunque el futuro viene teñido de sangre…

alguna sonrisa despertara la inocencia de estas letras

por que el amor nunca muere….nunca.

©María Luisa Blanco

¡SI YO TUVIERA UN CORAZON DE POETA!

Etiquetas

Hoy quisiera sentir muchas cosas

con mi corazón de poeta

podría sentir el lento fluir de la sangre por mis venas

atascándose en un sinfín de tristezas

pero tengo sueño, y adormecida  la mente

por si me pellizca un beso de traición.

No sentir nada, no ser nada, tan solo una hoja en blanco

con una mirada intensa y vacía…

Hoy quisiera sentir muchas cosas, tantas cosas

que me he arrancado la piel

¡y he roto mis lágrimas! como si fueran de cristal de bohemia.

No sé si hablar de amor tendrá algún significado

cuando me siento sola y huyo de mi misma….

Intento buscar en el reflejo de mi espejo, no la juventud, quizás el alma

ni los labios sedientos de besos

ni la caricia torpe que ha lastimado mi piel

ni la mirada que se clava en mi pupila incapaz,

de decirme aun te quiero, sigues siendo mi vida.

Pero el tiempo enseña, que no soy la vida de nadie, ni de mi propia vida

aunque se que nací y me abrigaron de amor

peo crecí casi salvaje, entre estos pensamientos siempre enamorados

y la maldad que aun no he aprendido a masticar.

No se si tengo un corazón de poeta

una víscera ruidosa con movimientos imperfectos

ni tan siquiera tienes una imagen bonita, entre ventrículos y venas ensangrentados

¡solo quiero dormir! y Morfeo me lo niega

¿que quieres de mi?

que hasta la locura me esta haciendo su presa.

No sujetes mis muñecas, con cuerdas de nudos marineros

no le hagas más enredos a mis palabras

no me pidas respuestas, ni tú, ni la vida,

nací ignorante de todo… y no me pidieron permiso para venir.

Quiero enmudecer mis sentimientos

seguir mi destino, paradoja del engaño

¡tengo mucho sueño Morfeo!

y un gran agotamiento

¿que esperas de mi? y de este mítico momento.

Poséeme y olvídame como se olvida la espuma del mar

enséñame a nadar, a caminar, y no permitas que de mis ojos,

caiga ni una sola lágrima…

Y la verdad es que siento de una forma extraña, y me confundo,

y dudo si detenerme en algún camino perdido, ahí donde la vida nunca se pasea

o tirar pétalos de amapolas desde una nube

emulando la sangre que se pierde gota a gota en un corazón partido

obligado a latir! y ya no se rebela! con su insolencia adolescente

A ver si una estrella se desploma esta noche

y aplasta mis sueños,

y sale la luna vestida blanco y rojo

quizás me regale una sonrisa, un beso

y un cuento para dormir indefinidamente.

¡Si yo tuviera un corazón de poeta!

no conocería ni el dolor ni las lágrimas

solo sueños—solo amor sincero y eterno

¡Si Yo Tuviera Un Corazón De Poeta!

©María Luisa Blanco

UN CORAZON ENTRE EL TRIGO

Etiquetas

Entre la oscuridad de la noche
entre la soledad de un tiempo gris
entre la vida que pasa marcando dolores
ahí donde una caricia no cicatriza
un pensamiento herido en una vida malgastada.

Ahí entre esa tupida niebla y el trigo quejándose de frio
como insistiendo para que mantenerse en pie
si al final seré trigo molido, sin importar si aun conservo sentimientos
y nadie se entera que respiro, que voy creciendo y me reproduzco
pero solo soy un pedazo de pan duro o el pienso de algún animal desagradecido.

Y el tiempo pasa y apenas una mente extraviada le da viva a mi vida
le da sueños rotos a mis horas
yestoy enamorado de esa rosa
¿y a quien le importa?

Si yo tuviera alma de poeta
y el aroma de una rosa en mi sangre
si nacieran vivas mis letras
cuando se que fallecen cada día
en esta estupidez de no ser nada
en este mundo donde sentir te convierte en loco
o en un maldito hipócrita.

Amanecen los días sin encontrarles sentidos
y me he puesto en huelga! para que mimar las horas de los tuyos!
si acabas siendo basura en un estercolero
y la vida me enseña, la observo
¡y me canso de ser hormiguita! en estas llamas del infierno.

Me he contagiado de apatía
y cierro los ojos ante el mundo
dormir es un buen antídoto
aunque sea con la grageas de mil colores.

A veces me cuesta despertar, pero no hay belleza en los sueños
sólo la maldita realidad que exprime mi aire y me ahoga
quizás se me olivó decir que soy claustrofóbica
y que necesito espacio, libertad y que no ahorquen mis pensamientos.

Seguramente cuando dé mi ultimo paso, me iré triste, quizás demasiado triste
por que aun no aprendí a vivir en este mundo absurdo
al mal se le premia, hacer lo correcto te castiga ,te aíslan
como si fueras ese bicho desconocido que trae una praga, que no trae un beso ni una caricia,
ni una palabra amable…

Dicen que no hay que arrepentirse
de cada decisión y acción que tomamos en la vida
hasta te animan a seguir con tú “aguanta”, que ya llegara la justicia divina y defenderá a tu corazón,
pero quizás no se dan cuenta que ya esta muerto, y que mis creencias están enterradas.

Pero es ese campo de trigo, el pan de la esperanza, ¡si supiera amar!
si el egoísmo con sus semillas repartiera el pan
pero solo esta enamorado de esa rosa, su única compañera
la que sin manos le acaricia…la que sin labios le besa.

Un amor que nace de la nada…y sonríe el carmesí de sus pétalos
antes de que seas arrancada
para que disfrute el maquiavélico seños del poder
con sus dos manos y una cabeza llena de absurdos.

Y siento enormemente, contemplar este paisaje de belleza
e imaginar sin querer, vuestro final,
así es la vida de la nada, donde el respeto no existe
así es la vida, de los que nos roban lo más valioso
el bien, el sentimiento, la humanidad, la calidez de un beso.

Y un abrazo rompe penas.

¡Entona esta noche con el viento!  el pan de mi mañana
un te quiero terciopelo a tu rosa roja, altiva y enamorada
entóname esta noche con tu dorado trigo
que rojo es también mi corazón
aunque haya fallecido de dolor
¡por que no comprendo la vida!
y ya…no me queda tiempo de aprender.

Hoy no lloro más lagrimas inútiles
dormiré, hasta que se haga el milagro de nunca despertar
yentre mi pecho la fragancia de una rosa, la rosa del adiós…
¡cómo si la felicidad hoy se hubiera entristecido!
pero ya no me quedan respuesta…

 

 

©María Luisa Blanco

RECUERDOS DE AYER

Etiquetas

 

 

Caía despacio la noche, entre sombras
entre la imagen gastada de ayer
grises instantes descoloridos
el árbol viejo acuna aun sus hojas
quizás sus retoños esperan la primavera.

El muro que tantas veces salte a tu encuentro
siempre escapando a lo desconocido
descubriendo cada instante de una hora, contigo
desnudando los sueños, las sonrisas
y el dulce cosquilleo de un te quiero
lleno de ternura.

Y hoy he vuelto al pasado, y miro esa puerta vieja esperando a ser abierta
así como un corazón herido, roto y aun esperanzado
¡como esperando! escuchar tu voz diciendo ¡vamos!
o al sobresalto de aquellos sustos que despertaban tu sonrisa
mientras yo fingía enfado para que te acercaras a mis labios.

Por esa ventana nunca pasaba el tiempo
entre ensueños y bellos paisajes
¿y me pregunto? a que he vuelto otra vez,
a este ayer detenido, ni tú, ni yo, recorremos ya esos senderos
¡y han ensordecido los ruidos!, las sonrisas, la alegría.

Cuántas veces subimos esos peldaños, con los ojos cerrados
cuantas me robaste un beso
haciéndome la interesante, la atrevida u ofendida
cuántas veces nos juramos amor, contando las mismas estrellas
y cuanto te amé, cuanto y mucho más…aun te amo.

La mirada de ese felino, silueta perfecta de la rebeldía
del dulce ronroneo, de su soledad en espera
y yo sigo esperando, en esa mansión antes alegre,
estaba tan llena de nosotros, del amor de muchos
que fácil era soñar a tu lado…que fácil recostarme en tu pecho
y sentir el júbilo de tus latidos.

Que gris esta el día, amaga recuerdos tardíos
mientras se asoman mis lágrimas tempranas
sí, te amaba, te amaba más que a mil vidas juntos
mas que al universo que vivía en tus ojos
sí, te amaba, sí, aun te amo, creo que siempre te amare.
como a nuestros recuerdos, de esa casa ahora vacía.

Y aun oigo tus pasos y tus risas
¡cuantas veces amor! amanecíamos sentados en esa escalera
y nos cubría la noche de verano, de deseos de amarnos
junto al canto de algún grillo despistado
¡o tan sólo! se unía a nuestra alegría.

Y miro con los ojos de la tristeza, las flores del tejado
la casa de nuestra juventud, que aun guarda nuestros secretos
la desnudez de nuestra primera vez
la ternura de un instante apasionado.

¡Y miro con los ojos de la tristeza!, el deterioro de mis manos
el temblor de una caricia adentrándose en tu alma
la sonrisa que deje en tu corazón tatuada, para ahuyentar tu llanto
¡y te extraño! en este lugar, donde el tiempo nos hizo mayores
y la adolescencia nos hizo inseparables, infinitos amantes.

Si, te sigo amando, tanto y mucho más…
aunque la memoria se ha quedado viviendo,
en una eterna primavera
en un nuevo renacer, contigo.

Y tengo el paso torpe cariño
y la sonrisa ajada cual margarita deshojada
y el corazón suena a un ronroneo desafinando
¡quizás me hice mayor! fuera de tus brazos
¡y siento la ausencia de tus besos!, y aun te llamo,
cuando cierro los ojos y despierto, tan sola.

Y sigo contemplando nuestra casa de niños,
de jóvenes amantes,
de amores irrompibles,
y mi piel se estremece
y mis ojos se han nublado.

¡Toma mi mano! y llévame despacio
a ese lugar de donde nunca se vuelve,
para amarnos en la eternidad de un instante,
en el sentiento! este tan grande!, de mi loco corazón.

¡Vuelve amor!, ámame antes de que la noche,
rompa mis sueños
y el maullar de ese gato lastimero, me recuerde
que el ayer murió, llevándose nuestro hoy
en esa mirada triste, de este paisaje gris y envejecido.

Aunque te amo y te siento
en lo intangible de esta alma mía…tan afligida.

¡Ay amor! te estoy escribiendo con el alma
con el suspiro más profundo de mi corazón
ahí donde siempre estas y te amare, sin importar,
si el tiempo ha pasado, dejándonos ahí…en ningún lugar.

Te amo en cada destello de una mirada
en cada sonrisa
que sigue escribiendo tu nombre, tan enamorada.

©María Luisa Blanco

 

LA ROSA AZUL DE LOS SUEÑOS

Etiquetas

 

La rosa azul de belleza inmune
la fragancia de sentimientos exquisitos
entre tus pétalos nace la vida
de azules sueños, de amores inciertos.

¡Y me gusta contemplarte!
y abrazar estas horas de ausencia
en las perladas lágrimas de tus pétalos
como si por ellos…
se fueran escurriendo los secretos…

El amor como un puro sentimiento
también llora la luna cuando te busca
en esa memoria llena de sueños
por tu extraña presencia que vive dentro
de cada uno de mis pensamientos…

Acaricio el suave tacto de tu piel
y nunca siento la llaga de tu espina
así como al amor no se le ven defectos,
así como una madre, protegiendo a sus retoños.

Entre tus lágrimas florecen las horas
y quizás mueran las esperas
ahí donde la tierra te alimenta
a mi me devora y me espera…

Para ser rosa extraña en su mirada
para ser olvido y remordimiento
para ser risa borrada
y lágrima salada cayendo del cielo.

Así tan azul, tan tierna y misteriosa
se desvanecen mis horas
la luna destellos de intriga
en la noche de azul aroma
se desploma…

¡Y de niña soñé! que los imposibles
se convertirían en mis rosas azules
y seguí soñando para conocerte
y soñaré hasta que te fusiones en mis ojos.

Y sientas en tus lágrimas mis lágrimas
en tus deseos mis deseos
y beso con mis labios carmesí…
tu azul de vida y silencio.

Algún día una de tus lágrimas
será el llanto vertido de mi ausencia
y tú perduras en mi corazón y mis letras
como ese sueño anhelando el amor.

Quizás de mi niñez…sonrisa inmune en el mañana…

 

©María Luisa  Blanco

 

LA NOCHE MAGICO INSTANTE

Etiquetas

noche magica

 

 

 

El viento que mueve mis pensamientos,

el susurro de un árbol sin hojas

y la noche oscura cual terciopelo añil

recostada en algún sueño, allá arriba y tan lejos.

El mundo, el cosmos, el universo,

la soledad de un abrazo ausente

y la luna mi mágica confidente

te miro y acuno nuestros latidos.

En una melodía de tiempo parado,

donde todo gira, en mis pensamientos

y no muevo ni el silencio

y te recuerdo.

Mientras dibujo en nuestra luna

algún corazón latiendo

como una estrella taciturna,

como el correr de los sentimientos.

Resplandor sobre la hierba,

la noche acurruca tu nombre,

te dibuja, en la brisa detenida del viento

y rozo tus labios, robándote un beso, ausente.

La noche, mágico instante donde soñar

con la blancura de la inocencia,

tu vestido de luz o sombras,

terciopelo añil, tu mirada.

Pérdida contando instantes,

durmiendo las horas de la tristeza

y tejiendo a oscuras los besos,

las caricias que me tocan, sin rozar mi piel.

Sigue susurrando la noche,

dormitando ante tanta belleza,

recordando la luz  envuelta en la oscuridad

y no pronunciare tu nombre.

Me acompaña el silencio

de esas ramas vestidas de otoño,

las flores dormidas del invierno

y tú girando en mis sueños.

Universo de misterios, el futuro

donde el presente se ha vestido de noche

para irradiar destellos de sonrisas

en la caricia oculta de los sentimientos.

©María Luisa Blanco

 

Y SIGO SIN ENCONTRAR NADA

Etiquetas

 

alma

No encuentro a la luna que duerme en mis zozobras

ni sus luces, sus hielos, su corazón de hierro.

No encuentro la tierra que pisa mis pasos

y la otra

solo dejará vacio sobre el viento

no encuentro los ojos de la vida

y me estoy quedando ciega

resplandor de sueños

oscuridad tenebrosa.

No encuentro las manos que acaricien el tiempo

y han dejado de ser tersas

siempre abietas, siempre vacías.

No encuentro mi ayer bordando sonrisas

ni tus besos, ni mi nada

no encuentro leña para el fuego

y me tirita la impaciencia.

No encuentro la palabra que sea cierta

ni los rasguños de un corazón muerto

en qué batalla habrá caído

que no quiero recogerlo

lo imagino…

el amor…eso tan fingido.

No encuentro, y ya no busco

una sombra en mi espejo

antes reflejaba algún sentimiento

ya, tampoco tengo

y vuelve el vacio y la nada.

Suena a olvido

a sueños rotos

a colores negros

a soles ciegos.

Sabe a limón amargo

a besos con engaños

a sal sin llanto

a brebajes sin encanto

casi amargos

y no me queda azúcar en la sangre.

No encuentro…no busco

y el vacio solo existe en mi memoria

¡por que no tengo  memoria!

Ni risas, ni llantos, ni latidos

y aun me mantengo en pie y camino

quizás hice magia

en la insensatez de lo que digo.

Y sigo sin encontrar nada…

©Mª Luisa Blanco