TE LLAMAN “LA PARCA”

Etiquetas

,

 

Si se trata de huir, me voy corriendo

ante el calificativo de la cobardía

si te miro a los ojos y veo

lo insignificante que es la vida.

Cuando te vistes de harapos

guadaña en mano

y robas la vida, la esperanza, las almas

sigilosa siempre y traidora.

Acechas en tu círculo sin espacio

y te ríes a mi cara burlona

cuántas lágrimas engendras

cuándo dolor y sufrimiento.

Si se trata de huir, me voy corriendo

a proteger las raíces de mi propia sangre

no aceches como una maldita delincuente…

que se lleva la vida a la prisión de la muerte.

¡Te he retado tantas veces!

insensible sin alma

si él poder de matarte yo tuviera

te mataría sin escrúpulos ni conciencia.

Aprendiendo de tu cobardía

el cielo se entristece

cada vez que arrancas una estrella

¡sal de mi círculo! aléjate, ¡vete!

de una maldita vez…

Y vendrás con tu sonrisa hiriente

y la victoria en tus cuencas vacías

te da vergüenza a mirar de frente

mientras nos aniquilas.

¡Maldita seas!, mil veces maldita

te voy a mirar, aquí quieta

y no me derrotaras de tristeza.

¡Hazme el favor! y muere conmigo

para que el mundo se olvide de tu presencia

si se trata de huir, me voy corriendo

desgraciada sin alma te llaman,  “la parca”.

María Luisa Blanco

Anuncios

ME VOY

Etiquetas

He tomado las cosas precisas,
en mi pequeño bolso de los sueños.
Es tiempo de recorrer las distancias,
de realizar todo lo que ido posponiendo.

Me detuve para no herir los sentimientos,
aligerando la carga y allanando los caminos.
De los que decían quererme sin sentirlo,
solo para obtener su propio beneficio.

Dejé pasar la vida sin fijarme,
olvidándome de vivir y realizar mis sueños.
Como ha pasado el tiempo, y la verdad,
me sorprende en el espejo mi propio reflejo.

Como la nieve son mis cabellos,
Y mi rostro comienza a envejecer.
¡Como perdí mí tiempo padeciendo,
por quién nunca ha sabido merecer.

¡Me voy! Con la soledad en la mochila,
la mirada cargada de ilusiones.
Buscando el camino hacia ese cielo,
Tan azul… Y a la vez, tan claro y revuelto.

Raíles gastados de la vida,
como parando en cada estación del olvido.
Camino entre las piedras,
sin saber aun, cual será mí destino.

Y nadie saldrá a mi encuentro,
ni detendrá los pasos hacia ningún lugar.
No mirare hacia atrás…
¡Nunca más volveré a la felicidad!
Porque nunca la conquiste, en ningún Te Quiero efímero.

¡Como efímero es el tiempo!
Que no camina a mi ritmo.
¡Se esta reflejando mi rostro!
Entre las sombras de este sol oculto.

Mi cabello esta bañado de rayos de luna, entre plateado y blanco.
Y mi sonrisa de niñez aun me acompaña… Como ayer… Quizás hace muchos años.

© Esperanza E. Vargas & María Luisa Blanco

EN EL CAOS DE TUS PENSAMIENTOS

Etiquetas

 

Desde tu atalaya contemplas el mundo

lo manoseas con tus manos y descolocas la vida

tan plácida en el aburrimiento de tus días

tan alterada antes el revés que daña la envidia.

 

Tu mar azul con azucenas blancas

en el fondo malherido de un recuerdo

poseedora de la última verdad….

en tu mundo de mentiras.

 

Y la luna acongojada, esta noche no se vestirá de luz

ni de sombra, ni de amor o de cordura

esta noche no, como si el cielo se pusiera de luto

en la oscuridad, donde hasta las estrellas se han apagado.

 

Y contemplas y manipulas y rompes mis sueños

como si te pertenecieran en este abismo de almas rotas

ritual de encarcelar las horas

en las que pensando en ti, desfallezco.

 

Manosea con tu ira mis sentimientos

y hazme una jaula de cristal

para probar mis alas y volar…

tan lejos de esta realidad.

 

Desnuda una flor entre tus manos

e imprégnate de su aroma

y veras que el corazón, es eso que late,

siempre con las horas del amor.

 

Contempla y deja pasar la vida

como si nada existiera

como si respirar fuera una fabula

de una lección siempre por aprender.

 

Y yo, no quiero estar en el caos de tus pensamientos.

 

 

 

©María Luisa Blanco

Versos De Lluvia y Colores

Etiquetas

Vuelan las emociones mientras veo caer la lluvia tras el cristal.
Tras el cristal empañado por la humedad y el tiempo.
Y vuelan las palabras y se acomodan en el lienzo de papel que oculta mi corazón.

Palabras que caen como hojas de otoño
entre melancolías rojizas y tierra triste.
O sonrisas de un nuevo renacer en el mañana
En el mismo fruto de la impaciencia, quizás cosechas tempranas de amor.

Mi corazón que en gotitas llora y escribe versos de muchos colores.
El color de las sombras que calladas,
enmudecen mi lloro y penas amargas.
El color del silencio que habla sin palabras,
y corta mi respiración que como vela se apaga.

Silencios que claman lágrimas,
silencios que insinúan tímidos rayos de esperanza.
Sombras del mismo arcoíris
que se ilumina en la mirada, silencio.
Y respira la calma a la luz de una vela, tal vez de una estrella…

El color de las horas que el reloj me marca,
que sorprende mi espíritu entre la tinta y el papel.
Cavilando recuerdos y también nostalgias,
confundiéndose entre la lluvia y el oscuro amanecer.

Siempre los recuerdos escritos en hojas de papel
a veces entre lágrimas y tinta de las mismas venas.
A veces la lluvia que enmohece el tiempo
entre colores intensos… Y el caer amarillento de las horas.
Y amanece para reescribir la historia entre tinta y sonrisas.

© María Luisa Blanco & Esperanza E. Vargas

FRAGMENTOS DE AUSENCIA

Etiquetas

 

 Sueños que rotan al compás del universo
luna intrigante colgada del cielo
y gira el tiempo con tus movimientos
enfureciendo al mar, en su calma equivocada.

Como frágil cristal, ruedan estrellas por mis ojos
fragmentos de ilusiones casi rotos
el tiempo traiciona las horas de la tristeza
y la lealtad duerme a mi lado.

Como esos latidos semi destruidos
quizás por la impaciencia que rompe la luz
haciendo fragmentos de sueños
con los pedacitos de tu lealtad, el cariño cierto.

Quizás sean sentimientos, quizás las horas rotas del reloj
siguen rodando estrellas por mi rostro
deslumbrando la soledad del corazón
¡que te extraña! como a esa sonrisa, tan tuya y cotidiana…

Fragmentos de algún pensamiento sentado en la niñez
como esperando tu mano fuerte y cálida
para seguir caminando por bosques de luz
descalzando a las tinieblas…

Un beso fugaz y un abrazo eterno,
me sirven como guía de estos momentos
donde caminaré para que la tristeza
no se ponga mis zapatos.

Guardé las semillas,
flores del invierno pasado
y sembré besos en tus mejillas
besé la frialdad de la muerte en tu frente
y prometí quererte hasta mi muerte.

Cristales rotos, levitan entre latidos
clavándose en mi alma mil suspiros
cómo sonriendo a destiempo
en el sonido de esta canción desfragmentada.

Leal a mis inquietudes, a mis pensamientos
en la ética nunca aprendida
lecciones de amor me ha enseñado la vida
y a amarte siempre, aunque ya no estés…conmigo.

© María Luisa Blanco

 

PALABRAS DE TERNURA… ACUNAN UN SENTIMIENTO

Risueño corazón enamorado
sombra o latido del pasado
naufrago, por tu sentir rescatado
palabras sin dueño…
mis labios te esperan…agridulces besos.

Mecenas de ilusiones, comparte tu alma
en el suspiro gris, cauce de alguna lágrima
como si el amor trepara por mi cuerpo,
en la larga espera de una madrugada
entre abrazos difuminados por el viento…

Intangible el sentimiento
vestido de amapolas, trigo y esperanzas…
de vestigios de un amor, loco, apasionado e incierto
donde solo una mirada despierta, las sensaciones en mi piel
entre algodón y terciopelo…

Entre recuerdos y añoranzas
nacen las palabras de un futuro inexistente
olvida el sabor de una lágrima
la sonrisa a medio sonreír
entre el dolor y la alegría….

Entre la ausencia…siempre nosotros
donde la palabra permanece en la memoria
donde el olvido es cómplice del ayer
aun resuenan vocales en mi corazón
donde se escribe, insistentemente un te quiero.

Palabras para sentir…
una ráfaga de vida por las venas
solo el amor cura las penas…
y el tiempo se lleva la impaciencia
palabras, tú y yo…absortos y en silencio.

Traduce el cielo una estrella
entre polvorientos átomos….
donde uniendo mi cuerpo con tus brazos
fundimos el universo en un abrazo
fuego y escarcha…es el amor.

Cuando se llena de dulces palabras
dictadas siempre, con las sonrisas del corazón
¡así te amo!…como calma y tormenta
como final sin principio en esta historia,
sumergidos en una cálida mirada de la realidad.

Tú y yo…buscando un nosotros
almohada de sueños…
razonando sin razones
por qué nos amamos… ¿por que?
cuando la distancia ha roto la cordura.

En un corazón enamorado
solo de ti…busca tu nombre….en mi silencio
palabras de ternura acunan un sentimiento
en la mirada bella y profunda…del mañana.

© María Luisa Blanco

 

Del libro antología poética Las Últimas Palabras… Quizás Las Más Bellas  del grupo literario La Guarida del Lápiz Y Papel, donde he tenido el honor de participar.

Las Últimas Palabras… Quizás Las Más Bellas

Recuerdos llenos de palabras
miradas que traspasan el alma
encendiendo las estrellas de tus ojos
delimitando el tiempo,
donde el tiempo, tan solo eres tú.

Musitando palabras de amor
mientras dormimos las horas en un abrazo
elocuentes latidos del corazón
manteniendo intacta esta sensación
de amarte más allá de unas palabras… mucho más allá.

Donde los sueños recogen rosas frescas
y espinas traviesas dictaminan el dolor
quizás hoy el tiempo se viste de ausencia
y la belleza se viste de tú y yo…

Las últimas palabras de una despedida
promesas mantenidas
en el silencio que dormita en mis labios
¡y no encuentro tus besos!, y no encuentro…
este latir viejo que pronuncia tu nombre, entre mis pensamientos.

¡Y no te fuiste! y yo me quede
en esas ultimas palabras de la dulzura
en ese guiño de la inocencia
en esa ternura que dibuja un te quiero
en el azul cielo, de mi último misterio.

Te amo, como un suspiro enamorado
que permanece en el aire
en el aroma embrujado de mi piel
tus últimas palabras tatuadas
en ese rinconcito luminoso de mi alma.

Quizás la belleza de un instante
donde todo se recoge, en ese temblor de las estrellas
quizás la luna hoy sea mensajera
y entre sonrisas deletrea
las últimas palabras, que deje en tu corazón sembradas.

Qué bello es amarte… en el infinito recuerdo
de tu y yo, tan solos, mundo y universo
trasmíteme en un beso
las últimas palabras de tu amor
acaricia con tus manos mi latido… tan solo lleno de ti.

© María Luisa Blanco

Del libro Antología poética Las Últimas Palabras…Quizás las Más Bellas del grupo literario La Guarida Del Lápiz Y Papel, donde he tenido el placer de participar

Es Hoy Lo Que Fue Ayer, Y Tu Conmigo

Etiquetas

siempre

 

Atrapar en una esfera la luna
entre estrellas un infinito cielo azul
atrapando el mundo en una caricia
solo donde estés tú.

Caricias del tiempo adornan mis horas
contabilizando un amor de ayer, de hoy
donde el siempre permanece intacto
en una razón del corazón, siempre tú.

Mirarte a los ojos, inventarme tu mirada
mientras atrapo en una estrella tu sentir
quizás enamorado, quizás en el recuerdo
o en las horas que transitan a tu lado.

En las nubes van nuestros sueños
entre la oscuridad de aquel último beso
o el primero que marca el reloj
es hoy, lo que fue ayer, y tú conmigo.

Atrapar en una esfera tus latidos
Y la luna de mis inquietudes
y gira el mundo en un segundo
y en un segundo, un te quiero eterno.

Dame la mano y tus sentimientos
la miel de tus labios, que sean mis besos
y un mundo de estrellas, de ternuras
de ti, de mi, de mañana…

Atrapa mi corazón en el latir de la luna
menguantes las horas del encuentro
creciente, el instante perfecto de la pasión
escondida en el azul del cielo, infinito.

Y arranca el tiempo inconcluso
que se encadena en tu muñeca
como recordando que el tiempo pasa
y nosotros permanecemos…
en la mirada más profunda del amor.

Es hoy lo que fue ayer, y tú conmigo.

© María Luisa Blanco

 

¡Abrázame Fuerte! Y Quédate Siempre A Mi Lado

No quiero ser otoño gris, ni primavera marchita
rayo de sol sin luz, sin calor, sin esperanza
ni sueño de luna en el olvido
ni un corazón roto, vagando por los caminos.

No quiero ser, el invierno congelado en mis venas
ni un pensamiento extraviado
ni un te quiero sin sentimientos
ni una mirada sin ternura.

¡Quiero sentir! el abrazo que reconforta mi alma
tu mirada indagando en mi corazón
¡y ese te quiero! siempre dibujado en tus labios
no quiero ser tu olvido, ¡quiéreme siempre!

Aun cuando tenga el corazón herido
y la rabia desatada
cuando pronuncie tu nombre en el silencio
¡y sientas!
que te estoy acariciando el corazón.

No quiero llorar, el tiempo pasado
cuando el futuro en su instante incierto,
se ilumina en mi interior
¡como queriendo vivir! mil vidas a tu lado.

No, no quiero ser la languidez de un rostro cansado
ni el paso perdido en la locura
quiero ser sueño enamorado cada día
no, un otoño gris, o una primavera marchita.

Deshiela el manantial que recorre mis venas
y despierta en una caricia mis sentidos
¡no me abandones nunca!, aunque el tiempo nos olvide

¡Hace frio!, quizás el cielo se dibujo de nubes
¡abrázame fuerte!, muy fuerte
y quédate incrustado en mi corazón.

Y caminaré, por las huellas que han dejado tus pasos
para sentir que siempre te tengo a mi lado
caminando…quizás por el futuro…

© María Luisa Blanco

QUIZAS SOLO SEAN SENTIMIENTOS…

Etiquetas

Indescifrable sentir, tumulto de ideas
detenidas a ratos por el corazón
amortiguando las caídas de la razón
y disimulando, sentir lo que sientes.

El miedo amenaza y estimula
descifra sentidos prohibidos
eriza la piel y los sentidos
ama, calla y murmulla…

Desliza palabras de amor
por alguna arteria descolocada
y tiembla la emoción, en una mirada apasionada
traviesa e impetuosa…quizás un te quiero profundo.

O un adiós escrito en el viento
que suaviza el huracán de estos momentos
y dibuja corazones con estrellas
y besos con sabor a nunca te olvido…

¡Pero sentir es tan ambiguo!
tan cierto y mentiroso
entre colores del negro al gris
desde al rojo al infierno.

Y camino con los ojos cerrados
intentando mecer algún sueño
o atraparte en el alma del silencio
y todo pasa dejando sonrisas…

¡Y esas lágrimas! agua dulce de mis ojos
sentimientos controvertidos, pero siento
con la mitad de un suspiro, un mundo completo.
con sus lunas, luceros y tú.

Y delata el roce de mis labios
en el apenas pronunciado destino
infortunio, sangran mis besos
el carmín rojo del olvido…

¡Quizás sienta! como se rompe la melancolía
o como se llena la memoria de nostalgia
como llora el tiempo sonrisas guardadas
y como la locura se hace tu aliada.

Indescifrable el camino de la soledad
el abrazo de ultratumba
el mortífero amor que contamina
cada fibra sensible del corazón…

¡Sentir! siento tantas cosas
qué como trasmitirlas con pasión
¡buscarlas! en el jeroglífico de instantes,
que palpitan, letra a letra dentro de ti.

Quizás solo sean sentimientos…

© María Luisa Blanco